Biografía


Vida y anhelo

Hermano, hermana:

Con sencillez, si, al leer alguna página, te ha venido el deseo de saber algo más de mí, te comparto confidencialmente estos datos. No lo leas, por piedad, como un “curriculum” académico de recomendación, sino entre líneas como la humilde y sencilla expresión de un corazón anhelante. Solo así tiene sentido.

Nací en la ciudad de Alfaro (La Rioja, España), fruto del amor de mis padres, Rufino y Saturnina, el 5 de diciembre de 1936, y por la cercanía  de la fiesta del Patrón de Navarra me pusieron de nombre Francisco Javier, pues mi madre era navarra; mi padre, en cambio, riojano. Soy el segundo de seis hermanos. Recibí el bautismo el 9 de diciembre, y la Primera Comunión, el 4 de julio de 1944.
De pequeño ingresé en el Seminario Seráfico de la Divina Pastora de los Capuchinos, en Alsasua, Navarra, el 27 de agosto de 1947. Pocos meses después moría mi padre (1 diciembre 1947). Mi madre permaneció viuda hasta su muerte, acaecida cercana a los 100 años (15 agosto 2008). En su hora escribí un libro sobre mis padres: Elogio cristiano de mis padres: Rufino Grández García (1907-1947) – Saturnina Lecumberri Labairu (1908-2008) (Alfaro 2008. 175 pp.). A ellos les debo todo.
Seguí el curso de estudios en la Orden: Alsasua (1947-1952), Zaragoza (1952-1955). Y de aquí, con 18 años, pasé al Noviciado de Sangüesa, Navarra, adoptando el nombre de Fray Rufino María; profesé la vida capuchina en Sangüesa el 15 de agosto de 1956. Y acto seguido pasé a los estudios de Teología, en Pamplona (1956-1960). Recibí la Ordenación Sacerdotal en Pamplona el 2 de abril de 1960. Y, terminado el curso, fui destinado a estudios superiores para la formación de los jóvenes capuchinos.
Tengo una hermana religiosa contemplativa, Sor María del Burgo Grández (monasterio de la Concepción, Alfaro), y un hermano sacerdote capuchino, Roque Grández (Ecuador).

Acaso mi vida haya sido una peregrinatio spiritualis en aras de la enseñanza, del servicio y del ministerio, siempre con un marcado acento de hermano sacerdote. Me he sentido en todo mi vida tan hermano como sacerdote, tan sacerdote como hermano.
Desde la cima de mis 75 años (56 de profeso, 52 de sacerdote), he aquí la hoja de ruta que he recorrido, las “estaciones” de esta peregrinación hacia el Señor, hacia el mundo hermano:
o   Friburgo de Suiza, Licenciatura en Sagrada Teología (1960-1092).
o   Roma, Licenciatura en Sagrada Escritura (1962-1964). Presente en la plaza de San Pedro en la apertura del Concilio (11 octubre 1962)
o   Pamplona, Enseñanza de Sagrada Escritura y formador de capuchinos (1964-1975). Un curso de doctorado en Roma.
o   Miranda de Arga, Ermita de la Virgen del Castillo. Plan de una fraternidad de fuerte dedicación a la oración, que no llegó a realizarse (1975-1978). Comienzo a escribir poemas, que hasta la fecha suman algo más de 1300.
o   Burlada (Navarra), Ministro provincial de Capuchinos por un trienio (1978-1981) y por un  segundo (1981-1984). Esto me da la oportunidad de visitar a los hermanos extendidos en varios países,
o   Residencia en Jerusalén, Convento Franciscano de La Flagelación (1984-1987), donde defiendo una tesis para el doctorado en Teología Bíblica: Las tinieblas en la muerte de Jesús (Lc 23,44-45a). Estudio exegético.
o   Fraternidad rural de montaña en Laguna de Cameros (La Rioja, 1987-1990), dedicado a la vida fraterna, ministerio sencillo entre las gentes y profesor de Sagrada Escritura en el Seminario diocesano de Logroño.
o   Fraternidad de la Parroquia de Valvanera en los Capuchinos de Logroño (1990-1995). Guardián. Ministerio conventual y parroquial (Comunidades neocatecumenales) y profesor en el Seminario diocesano de Logroño.
o   Fraternidad de postnoviciado en Vitoria-Gasteiz (Álava, 1995-1999). Vida fraterna, ayuda parroquial, y profesor en el Seminario diocesano de Logroño.
o   Fraternidad de noviciado en Estella, Navarra (1990-2002). Guardián, ayuda en el noviciado, clases.
o   MÉXICO (llegada el 7 octubre 2002). Fraternidad de capuchinos adherida a la Casa de formación Santa Verónica Giuliani, en Cuautitlán Izcalli, estado de México (2002-2007). Clases a las hermanas, clases en el Seminario Guadalupano de Cuautiltán Izcalli; asistente espiritual por tres años de la Federación de Hermanas Capuchinas Sacramentarias. - Por cinco meses (febrero-junio 2007), en el Noviciado de Capuchinos de Tres Ojitos, Ciudad Madera, Chihuahua.
o   Fraternidad de noviciado de Puebla (2007-2012). Vicemaestro de novicios; ayuda en la Parroquia; clases en el Seminario Palafoxiano de Puebla.
o   Fraternidad del postnoviciado de Guadalajara, Jalisco: desde el 14 de julio de 2012.

He escrito bastante. Como ministro provincial muchas cartas, informes y reflexiones. Posteriormente, vidas de hermanos edificantes, a quienes he conocido, vidas que son un patrimonio espiritual para mi provincia religiosa de origen y también para la Iglesia:

El 16 de julio de 2009, fiesta de la Virgen del Carmen, por la amabilidad del sacerdote español don Pedro Azuar, a quien expreso mi más profunda gratitud, empecé a publicar colaboraciones poéticas en mercaba.org. Y para presentarme en mi “Autobiografía” escribí, como allí puede verse:

“…He publicado diversos poemarios de cantos litúrgicos, en ocasiones con música de Fidel Aizpurúa, capuchino: Himnos para el Señor (1983); Himnario de la Virgen María (1989); Himnario de las Horas (1990); Gloria y ternura: Adviento y Navidad (2000); Nuestra Pascua inmolada: Cuaresma y Pascua (2004). Algunos de ellos han pasado al libro oficial de la Liturgia (como, por ejemplo, en Navidad, “Te diré mi amor, Rey mío”; en Pascua “Al fin será la paz y la corona”, “Estaba al alba María”), otros han sido editados en varios libritos; y una cantidad considerable están en mis reservas, esperando el día. La voz de mis versos resuena en la letra del Himno del 48º Congreso Eucarístico Internacional de Guadalajara del año 2004, lo mismo que en el Himno para el IV Congreso Eucarístico Nacional de México en 2008 celebrado en Morelia”.

Posteriormente, el día de san Juan Evangelista (28 de diciembre) de 2010, animado pro el joven capuchino Néstor Wer, y gracias a sus servicios técnicos, que yo no poseo – inicié este blog de “Las hermosas palabras del Señor”. Gracias de corazón, hermano.

¿Qué busco en la vida? Anunciar a Jesús.

O, si quieres, hermano, hermana…, mi última confidencia: Un corazón humilde, sencillo y puro. Esto es lo que anhelo.
Lo demás…, haga el Señor Jesucristo lo que le plazca.
A su misericordia y ternura me acojo. Te pido una oración, pues el verdadero apoyo entre hermanos es el aprecio y la oración.
Con sincero amor.

Guadalajara, en el día del Señor, 22 julio 2012

Fr. Rufino María Grández Lecumberri, OFMCap.

21 comentarios:

Lilyta dijo...

PADRE!!! QUEDO GENIAL TODO ESTE TEXTO, SIEMPRE MOSTRANDO EL CORAZON GIGANTE QUE POSEE, LE MANDO UN FUERTE ABRAZO, SE EXTRAÑA SU ESPIRITUALIDAD
LILY RUGERIO

Aletheia, Nuevo León dijo...

Fray Rufino María:

Gracias por existir, gracias por tu ejemplo, eres admirable para la gloria de Aquél a quien amas y anhelas seguir hasta morir. Me uno en oración para que aquello que anhelas sea hecho en ti.

Tocaste mi corazón en Monterrey :)y gracias a Fray Fernando que me acercó.

olguita dijo...

Padre Rufinito , en sintesis describe lo que su rostro refleja , dulsura, paz, humildad, servico pero sobre todo un profundo amor por Cristo.

Luis Manuel dijo...

Padre Rufino,
Que día tan especial para conocerlo, 23 de Septiembre día de Padre Pío, me ha enamorado su corazón, su sencillez y el profundo amor que tiene a Jesús, gracias Padre por su omilía del día de ayer por la noche, que gusto fue intercambiar unas palabras después de la película de Padre Pío y sentí bonito que me preguntara mi nombre y como le dijeen Cristo deseo volver a verlo y ser parte del grupo de Oración de Padre Pío.
Le mando un Abrazo cariñoso
Manuel Jiménez

Anónimo dijo...

Rufinito Santo.

Con gozo sincero, le felicito por esta página, veo que la obra
de Dios sigue presente y me alegro.
Dios le recompense tanto bién y le deseo lo mejor.

con cariño fraterno

Su pequeña hija y hermana:

MPG

Anónimo dijo...

Hoy Dios me concedió la gracia del perdón a través de un Santo!
Gracias Fray Rufino por su servicio a la Iglesia, pero sobre todo por su amable atención y amor a Dios.
Que Dios lo siga llenando de bendiciones
En la Parroquia de San Nicolás de Bari de Guadalajara Jalisco.

Anónimo dijo...

Doy gracias a Dios por haber puesto en mi camino a un ser maravilloso como usted Fray Rufino, aunque fue muy poco tiempo nuestro maestro nos dejo mucho en nuestro corazón. Dios llene su vida de todo lo que anhela, pues ya forma parte de sus elegidos. Leer esto me ha llenado de emoción pues sus palabras llegan a mi alma para aprender a vivir con más entusiasmo. Gracias Fray Rufino.
Su alumna del Instituto Bíblico Católico. Guillermina Zúñiga

Anónimo dijo...

Gracias, Padre Rufino, por toda su labor. Y gracias también por mercaba.org donde estudio, poco a poquito La Biblia y donde aprovecho tantos recursos. Dios lo bendiga a usted y a todos los que participan en esta Obra. Y ni qué decir de su poesía, Padre Rufino... Sin palabras... <3 Maria Elena, Texas.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angelos dijo...

Gracias padre, sus holilías me sirven para preparar las mías. Siga adelante con ese carisma. Pax et bonum.

Ildefonso de C dijo...

Padre Rufino: He adquirido dos libros escritos por usted: Historia de un pobrecillo y El corazón del Padre Bernabé. Y otro presentado y anotado por usted: Las Misericordias del Señor(autobiografía del P.Bernabé). Estoy disfrutando con su lectura, ñpues me da la impresión de que, al leer la vida del P.Bernabé, me he encontrado con un "santazo" que yo desconocía por completo. GRacias, Padre Rufino, y que Dios le bendiga y proteja por muchos años.

Ozzie Santagada dijo...

Querido Rufino: quiero saber cuando compusiste el himno Reina el Señor alli donde ninguno ciñe... Rezo por ti y admiro el don que el Señor te concedió. Con afecto.
Mons. Osvaldo Santagada, santuario de San Gabriel Arcángel, Buenos Aires

jaime pillado pizarro dijo...

Me da gusto que parte de mi familia sea parte de su apostolado y como cursillista de cristiandad mas gusto me da por el amor a Cristo, creo que mi sobrinito Mateo recibio el mejor regalo de Dios por haber recibido el bautizmo de parte suya,me declaro su amigo y fiel seguidor.

CIRCULO CULTURAL DE POETAS LATINOS. Rafael Merida Cruz-Lascano dijo...

Que Dios le Bendiga, Fray Rufino


Hno. Rafael OFS

mikel Arizaleta dijo...

Por pura casualidad he tropezado con tu nombre y me he parado a leer algunos de tus escritos en internet. Y te envío un saludo en el recuerdo, ya lejano. Veo que sigues siendo el que fuiste.

¿Y yo? Te resumo en la respuesta a la petición de Herri 2000 Eliza del 1.1.2017 solicitándome respuesta de 3000 caracteres a dos preguntas, que me han recordado la carta del 10.1.2017 de los 11 curas de 70 años y pico de Colonia (Alemania), todos ellos ordenados en el 67: “nuestras iglesias se vacían, nuestro mensaje no tiene fuerza, hay que hacer algo”. Y proponen a consideración 7 puntos.

De entrada hay que decir que el aroma de Herrria 2000 Eliza es más Francisco que Ratzinger o Juan Pablo II, más misericordia de obispo nuevo, más perdón y ánimo, más denuncia de injusticias y portavoz de sueños que sermoneo o condena, más sentimiento compartido de hombre y tierra que índice de catecismo o prédica de obispo-patrón de gesto contrariado, portavoz divino sobre aborto, sexo…, pregonero de un dios justiciero, temido, de infierno y castigo, envidioso del hombre…, tan predicado él a lo largo de los siglos, acartonado y desfigurado en dogmas y biblismo y, sin embargo, “su futuro, el de Herria Eliza 2000, no se presenta nada halagüeño para continuar como hasta ahora”.

Una respuesta clara es que todo tiene un tiempo, lo que nace siempre muere y el aspaviento sobra. Y esto que vale para todo puede, a fuerza de ser así, que valga para poco. Pero ahí está: para los 11 curas y para Herria Eliza 2000 (y pico).

¿Y mirando al futuro? ¿Verlas venir? Un punto de los 7 de la carta de los 11 de Colonia es que la doctrina de la Iglesia está minada por la ciencia, que la imagen predicada, aleccionada, encerrada en dogmas y magisterio eclesial de Jesucristo no se corresponde con el Jesús histórico, que éste no da para tanto, que se ha estirado mucho su mensaje. O en palabras del exegeta Gerd Lüdemann: la Iglesia y su gente han fabricado una gran mentira. El estudio crítico-histórico de la Biblia en su conjunto ha puesto fecha y nombre a su nacimiento y a sus libros y autores, al relato y circunstancias, y su sentencia es clara: la Biblia es palabra de hombre y no de dios. A medida que uno avanza en los conocimientos bíblicos se desmorona en él la imagen de Jesús recibida de la Iglesia y su tradición. La respuesta a nuestros problemas presentes y futuros hay que buscarlos en el raciocinio del hombre actual, en los libros y novelas actuales, en la ciencia y la corresponsabilidad de la sociedad actual y no en la respuesta divina plasmada en libro alguno de la Biblia. Es la Biblia quien debe respetar los derechos humanos, los resultados de la ciencia, las conclusiones del pensar humano, y con la Biblia los creyentes y la Iglesia católica, y no al revés.
Por tanto, una revista como Herria 2000 Eliza sólo puede esperar desde el ensudamiento humano y la profunda duda divina, que le aqueja, en una colaboración en el progreso humano de las gentes, o quizá como Manuel Olasagasti, quien sospechando que “el hombre se fabricó un dios malo, piensa, que cuando quiera es hora de deshacer el entuerto y devolverle a Dios la bondad robada”. Cuando menos Olasagasti despoja de adherencias al dios de la historia, lo desnuda y acerca, le despoja de esa careta de terror y mueca, le humaniza y piropea con ojos de amante, le redondea y hermosea. Su dios, o lo que queda de él, es más vendible que el impresentable de Rouco o Ratzinger. ¿Esa es la tarea de Herria 2000 Eliza?
Pero el problema es, ¿y quién dice que el hombre se fabricó un dios malo y no más bien un dios?

Ah, te leí que tiempo atrás estuviste en Krefeld, la patria de Thomas ob Kempis. Allí trabajé durante tiempo al cobijo de la catedrática Ingrid Galster y su Lope de Aguirre oder Die Willkür der Nachtwelt. Suerte.

Mikel Arizaleta

Fr. Rufino Ma. Grández, OFMCap dijo...

Para Mikel Arizaleta:
El correo matutino de hoy, 21 de enero, me ha traído aquí, hasta Guadalajara de Jalisco (México), tu nombre y tu recuerdo. Gracias. Allá por la vertiente de los 60 y 70 yo estaba en la cátedra y tú entre los alumnos. Me dices: “Veo que sigues siendo el que fuiste”, que yo interpreto como palabra deferente, en el mejor sentido: fidelidad, sinceridad… Por eso la agradezco; de alguna manera me conforta.
Acabo de cumplir mis 80 años y sigo explicándola a los alumnos; incluso hasta doy clases de hebreo…
Si sigo con tu sincero desahogo, bien puedes suponer que estamos en otra órbita, y muy específicamente por lo que se refiere a la Biblia. Citas a un exegeta a quien mucho estimas: Gerd Lüderman. Y creo que te refiere a tu obra Der große Betrug: Und was Jesus wirklich sagte und tat (La gran mentira: Y lo que Jesús realmente dijo e hizo. 1999). Confieso que no lo conozco; tan solo sé que la confederación de Iglesias Protestantes de la Baja Sajonia lo descalificó de su cátedra de Nuevo Testamento.
Por el contrario, estoy disfrutando estos días de la lectura del documento preparado, con motivo de los 500 años de Lutero, por la Federación Luterana Mundial y la Delegación Católica, “Del conflicto a la comunión”. Me parece lúcido y grandioso y de una enorme sinceridad. Leo la comprensión que Lutero tenía de la Escritura: “Según Lutero, la manera correcta de estudiar teología es un proceso en tres pasos: Oratio (oración), meditatio (meditación) y temptatio (aflicción, o sometimiento a prueba). Uno debe leer la Escritura en la presencia de Dios, pidiendo al Espíritu Santo en oración que sea Él el maestro y, al meditar sobre las palabras de la Biblia, prestar atención a las situaciones de la vida, que frecuentemente parecen contradecir lo que se encuentra en ella. Mediante este proceso, la Escritura da pruebas de su autoridad al vencer esas a aflicciones. Como dijo Lutero: «nótese que la fuerza de la Escritura se encuentra en esto: que no se transforma en quien la estudia, sino que convierte a quien la ama en sí misma y en su fortaleza» En el contexto de esta experiencia resulta obvio que la persona no solo interpreta la Escritura, sino que también es interpretada por ella, y esto es la demostración de su poder y autoridad” (n. 197 del documento). En el número siguiente se dice, citando también a Lutero: “Las múltiples voces de la Escritura son integradas en un todo por su referencia a Jesucristo: «Sacad a Cristo de las Escrituras, ¿y qué otra cosa hallarán en ellas?»”
He explicado a los Profetas y me he quedado literalmente abrumado. Como palabra final de Oseas, escribí a los alumnos en unas Notas de clase: “La secularización arrasadora que inunda la sociedad y que invade nuestra vida de Iglesia nos deja al desamparo, con frecuencia sumidos en una profunda crisis de sentido. Si realmente uno halla el “sentido” de su vida en esta esponsalidad con Dios como palabra final de la Profecía, entonces la vida comienza a ser primavera, se alcancen o no los frutos que uno quisiera”.
Mi saludo. Paz y Bien.
Rufino María Grández

mikel Arizaleta dijo...

I.-

Caro Rufino, me alegra oír tu voz, y más si viene de Guadalajara de Jalisco, del Mexico actual envuelto en sol y luz, pero también en sangre de secuestros y matanzas de mafia y gobierno. Hay alguien que me escribe con frecuencia desde allí comentando, entre otras cosas, la situación del país, sus angustias y esperanzas.

Pero volviendo a la Biblia y a Gerd Lüdemann, además de la obra por ti citada y no leída, ha escrito muchas otras, muy sugerentes y clarificadoras para mí y otros muchos interesados en estos temas, como "Jesus nach 2000 Jahren. Was wirklich sagte und tat", , "Altes Testament und christliche Kirche. Versuch der Aufklärung", "Ketzer. Die andere Seite des frühen Christentums", "Wer war Jesus", "Der älteste christliche Text. Erster Thessalonicherbrief", "Die ersten drei Jahre Christentum", "Paulus, der Gründer des Christentums"..., entre otros

mikel Arizaleta dijo...

y II.

He traducido y conversado con algunos de ellos, hoy viejos profesores, y hace poco hacía un resumen del pensamiento traducido sobre libros de exegetas y teólogos críticos respecto a la Biblia:

Es la Biblia quien debe respetar los derechos humanos, los resultados de la ciencia, las conclusiones del pensar humano, y con la Biblia los creyentes y la Iglesia católica, y no al revés.

A lo largo de los siglos se han construido “verdades históricas” que nada tienen que ver con la realidad, entre otras razones porque la historia es una poderosa arma política, que ha sido puesta al servicio de los intereses de quienes han controlado el poder. La mayor parte del Nuevo Testamento ha sido falsificada. El Jesús histórico no concuerda con la imagen de él elaborada por la Iglesia y la tradición. La Iglesia católica desde hace décadas se enfrenta a un problema muy grave de fondo histórico.

La mayor parte –un 95%- de las palabras de Jesús transmitidas en el Nuevo Testamento obedecen, se basan, en meras falsificaciones. Frases como “yo soy la verdad y la vida” o “esto es mi cuerpo, entregado por vosotros” nunca las pronunció Jesús.

A medida que uno avanza en los conocimientos bíblicos se desmorona en él la imagen de Jesús recibida de la Iglesia y su tradición: de ese señor soberano sobre el cielo y la tierra, sobre la vida y la muerte, presente en todas partes, en las iglesias, en los cementerios y en las viviendas. Fantasía de creyentes basada en arena movediza.

Se dice que fueron los judíos quienes mataron a Jesús, algo imposible en una muerte mediante crucifixión bajo dominación romana. Se dice también en los Evangelios que los judíos serían los hijos del demonio para poner en su contra a todas las gentes. Asoma la vieja enemistad contra los judíos. Los judíos cristianos acusan y denuncian a sus propios compatriotas. Y esta idea recorre todos los Evangelios neotestamentarios y todas las cartas. Se ponen en boca de Jesús palabras y frases que él no dijo y se le atribuyen cosas que no hizo. Esto es perfidia.

La enemistad contra los judíos obedece en gran parte a la misión agresiva de las primeras comunidades cristianas. Quien no quería adherirse al credo y a la declaración del nuevo mesías era tachado y proscrito como increyente, es la época en la que van surgiendo los textos bíblicos; estos portan la huella de este proceso misionero, evangelizador. Así en la parábola del sembrador supuestamente se dice que sólo a los discípulos se les ha revelado el misterio del reino de dios, pero no a los que están fuera para que viendo no entiendan. El sentido expreso de este hablar en parábolas sería el conducir a la gente al error, al no entender, a la ignorancia. ¿Pero por qué?

Probablemente con este texto se trataría de aclarar a una determinada comunidad el fracaso en la evangelización de los judíos. Aquellos que no se dejaron misionar son tachados de borricos, de jumentos e idiotas, de incorregibles increyentes. Y se atribuyen a Jesús pasajes y textos que suponen que ya Jesús les habría condenado. Ciertamente, algo muy taimado pero que en modo alguno responde a la verdad histórica.

Ya al inicio de la Biblia se encuentra el error de que todos los hombres descienden de Adán y Eva. Al final, en el último capítulo del Apocalipsis de Juan, se anuncia la pronta llegada de Jesús, en el interim han transcurrido 2000 años.

En los textos sagrados hay graves errores y graves contradicciones porque han sido escritos por personas de procedencia distinta y en épocas muy diferentes. La parte más antigua del Viejo Testamento surgió unos 1200 años antes del nacimiento de Cristo, la última y más moderna unos 165.

mikel Arizaleta dijo...

(No me cogía, por eso este tercer. Y finito)

Los textos del Nuevo Testamento no son solo, como a menudo se dice, testimonios de fe sino que además son en gran parte panfletos dirigidos no sólo contra los enemigos externos sino también contra cristianos que piensan de otro modo. De ahí que los Evangelios y las cartas se contradigan en muchos pasajes y momentos. Se denominan y escriben como “palabra de dios” corrientes de opinión y de grupos en lucha y discusión con otros, sin miedo a calumniar o cuando menos a llevar a cabo, sin reparo alguno, una falsificación grave. Sabemos que la historia ha sido escrita por los vencedores, pero siempre quedan testimonios que permiten escudriñar en la verdad. Hay dos cartas a los tesalonicenses. Y no sólo en la segunda se contienen ideas muy distintas a la primera, sino que el autor de la segunda afirma que la primera se ha falsificado. Y es exactamente lo contrario: Él es el falsificador. La primera proviene de Pablo, la segunda no. Su autor dice ser Pablo y atestigua haber escrito “de su propio puño”. Mentira. En que la segunda no es de Pablo concuerdan casi todos los estudiosos del ramo, sin embargo los cristianos hoy, en su mayoría, no tienen ni idea de esto, creen que Pablo escribió ambas porque así está en la Biblia.

Es cosa grave que a los cristianos no se les aclare y se les mantenga en el error de que el Nuevo Testamento, los 27 documentos, fueron escritos por los apóstoles o por sus acompañantes, es decir los 4 evangelios, las 21 cartas, la Historia de los apóstoles y el Apocalipsis. La realidad es que de ellos sólo 7 provienen de un apóstol, de Pablo. Y que ningún autor de los 27 documentos conoció a Jesús, es decir no contienen información de primera mano. El mismo Pablo se convirtió al cristianismo tras la muerte de Jesús.

La Iglesia en el 200 del nacimiento de Cristo dijo ser “palabra de dios” lo que contiene la Biblia, y palabra de hombre lo que no está en ella. Lo determinante fue si procedía o no de un apóstol. Fue un error, si entonces hubieran sabido lo que hoy sabemos habría que haber elegido otro criterio, de lo contrario el Nuevo Testamento hoy sería un librito delgado con las siete cartas de Pablo. Lüge bleibt Lüge, auch wenn sie in der Bibel steht, la mentira es mentira aunque esté en la Biblia. En la Biblia hay textos que no son ni cristianos, como el Apocalipsis de Juan, su descripción del mundo es truculenta y bestial, propia de novela negra y no mensaje de esperanza.

El estudio crítico-histórico de la Biblia y sus componentes, que se viene realizando desde casi dos siglos, ha llegado a determinar cuándo, en qué época, quién o quienes, qué grupo los escribió, cuando fueron reescritos o reinterpretados si lo fueron, con qué objetivo y en qué circunstancias se escribieron etc. Por tanto seguir diciendo que son palabra de dios además de mentira es mantener en el error al creyente de calle, inducirle al error, crearle graves contradicciones y no dejarle avanzar. Le agresivizan en sus discusiones.

Así, cuando se plantea la solución a un problema de nuestro tiempo, pongamos por caso la mujer, la homosexualidad, el aborto… muchos de ellos recurren a ideas expresadas en algún documento de la Biblia y se aferran a lo dicho allí como palabra de dios, como un se acabó, en lugar de recurrir al conocimiento humano y a la búsqueda de una respuesta razonable, acorde con los conocimientos actuales y las conclusiones de la ciencia.

Es la Biblia quien debe respetar los derechos humanos, los resultados de la ciencia, el pensar racional del hombre actual. La búsqueda de la verdad sin prejuicios ni apriorismos es grandeza y deber humano, búsqueda que se afinca en el amor por la verdad y que puede venir impulsada por un humanismo sano, por la investigación, la solidaridad con el otro, el seguimiento a Jesús de los cristianos o el amor a la naturaleza.

Proceso que se ve hoy frenado en muchos católicos partiendo de presupuestos falsos, que les conducen a absurdos.

mikel Arizaleta dijo...

(Y ya ves, Rufino, me enrollo como las persianas, porque tampoco en el anterior tuve tiempo para decirte agur)

Y sí, Martin Luther ha sido un personaje que me ha atraído, leo con frecuencia su "Bibel. Die ganze Heilige Schrift" (der komplette Originaltext von 1545) en dos tomos, pero también a Thomas Müntzer.

Y suerte en la vida, caro Rufino. Por supuesto, el que sigas hoy en tu querer el que fuiste ayer me alegra. Igual que yo me alegro de no ser el que fui. ¡Ondo pasa!

Mikel Arizaleta

mikel Arizaleta dijo...

De nuevo me acerco al capuchino Rufino Grandez por si había respuesta a mi comentario y veo dibujado al final de él una papelera, ¿quizá anuncio de contrareforma en el 500 aniversario de Lutero?

Publicar un comentario en la entrada

 
;